Ir al contenido principal

¿Emparejada con el diablo?


Por más atrapada que te sientas en una relación tóxica, todos los laberintos tienen una salida. Nunca es tarde para escapar del sufrimiento.

consejos para evitar el maltrato psicológico en la pareja

¿Emparejada con el diablo?

«Escuchaba más que hablaba, con unos ojos entre seguros y soñadores en los que encontré aliento para expresarme sin autocensura, con unos silencios amistosos que me sonaban entonces a dedicación exclusiva y auténtica. No era exactamente guapo, pensaba entonces, ni se podía decir que fuese atractivo. Era extrañamente atractivo. Los atractivos extraños son letales. No lo sabía entonces, lo sé ahora. Te hacen creer que tienen interés, un misterio que desentrañar. Te hacen pensar que son un reto. Y si te hacen caso, te animas, te apetece jugar.» 

Quien así se expresa es Carol Luján, una de las hermanas protagonistas de ALAS NEGRAS Y CHOCOLATE AMARGO. Una pérdida la arrojó a los brazos del psiquiatra Norberto Durán. Durante su matrimonio rozaría la locura. 

Y tú, ¿estás con quien te ama o con una pareja que te hace sufrir?

Es doloroso descubrir que nos hemos equivocado al enamorarnos y cuesta mucho tirar por la borda el tiempo dedicado a luchar por salvar una relación que se degrada cada vez más. ¿Por qué se tolera tanto? A veces gastamos demasiadas energías en intentar que la pareja funcione, nos culpamos de todos los fallos o confiamos en que conseguiremos cambiar a nuestro amado, que seremos capaces de salvarlo y reformarlo. Así es como nos sentimos necesarias, que dependen de nosotras, y eso quiere decir que somos parte del problema y que somos nosotras quienes tenemos que cambiar el chip. 

Si es tu caso, necesitas realizar un acto de reflexión y conocer los errores que sueles cometer, pero no para culpabilizarte, sino para aprender de la experiencia y no repetirlos, para detectar los primeros síntomas de una relación de abuso verbal y maltrato psicológico antes de comprometernos demasiado. Estas son algunas equivocaciones posibles: 

Puede que cierto sentimiento de inferioridad te haga creer que tienes que soportar los abusos de los demás, que es lo que te mereces. Las personas con baja autoestima suelen idealizar al otro. 

Crees que no puedes cambiar tu forma de relacionarte. 

Estás convencida de que con tu entrega y amor incondicional, el otro cambiará. 

Temes que seas incapaz de valerte por ti misma. 

Tienes pánico a la soledad. 

El temor a no confiar nunca más en nadie hace que no admitas el fraude. 

De manera inconsciente puedes desempeñar el papel de víctima. 

Piensas que sin un hombre al lado no eres una mujer completa. 

Te han educado para responsabilizarte de todo. 

El miedo a la desaprobación familiar te impide romper tu relación. 

¿Te has visto reflejada en algunos de estos puntos? Soy de las que piensan que todas las personas podemos cambiar, al menos en parte, esa parte que nos ayuda a escapar de la tendencia al sufrimiento, como tendrán que hacer Carol y Fani, las hermanas protagonistas de esta novela: 

descargar Alas negras y chocolate amargo

Comentarios

Entradas populares de este blog

El secreto de la inmortalidad

Cuando escribo estas líneas acabo de pasar el primer Día de la Madre sin mi madre. Un día, a partir de ahora, que me hará recordar qué era tener una madre, un día para avivar su recuerdo, y para darme cuenta de que a una madre como ella nunca la pierdes del todo.

Las mujeres también echan sus canitas al aire

¿Por qué son infieles las mujeres? ¿Ya no aman a sus maridos? ¿Pueden separar amor y sexo? ¿Qué consecuencias tiene la infidelidad? ¿Hay que confesar el engaño? Con motivo de la publicación en Amazon de Chicas malas. Cuando las infieles son ellas(edición electrónica), rescato este artículo que escribí para la revista Sexologies.

¿De quién nos enamoramos?

Mi madre me dijo una vez que estaba muy enamorada de Gregory Peck. Y se casó con mi padre.