Ir al contenido principal

Sobre mí


Me hice periodista por culpa de Lois Lane. No es algo que ponga en mi currículo. Esto es un blog donde, además de artículos, encontrarás alguna que otra reflexión personal, y aquí me apetecía confesarlo a quien le diera por curiosear. Una ya tiene una edad, y sabe que todos tenemos secretos frikis. 

En realidad, no fue la novia de Superman la única responsable de que me licenciara en periodismo. Me influyeron todos los personajes femeninos del cine clásico que interpretaban a una joven periodista (cine clásico, sí, en blanco y negro; ¿no he dicho que ya tengo una edad?). A mí me horrorizaban esas mujeres que ejemplificaban a la esposa perfecta, a la hija en edad casadera, a la chica en peligro que huía cogidita de la mano del héroe de turno (¿por qué siempre se caía ella?). Cuando yo era niña, las mujeres más independientes de las películas que veía en la salita de casa eran periodistas.

Y la afición a la lectura me empujó a escribir novelas. Yo quería provocar esas emociones que me producían las historias que leía.

Para saber algo más sobre mí puedes consultar estos enlaces:

Y ya puedes visitar mi página de autora en Amazon, haciendo clic en la foto:

fotografía de Sonsoles Fuentes

Comentarios

Lo más visto

Tríos sexuales: hablan los que lo prueban

El sexo liberal se ha democratizado, eso dicen las parejas que practican juegos sexuales como los tríos. Aquí cuentan sus experiencias. 

Sexo lésbico: consejos para quien quiera probarlo

Tener sexo con otra mujer es una de las fantasías eróticas más recurrentes de las mujeres. Regla básica para llevarla a la práctica: ten cuidado y no hagas daño. Lo que para ti es un juego sexual, una fantasía que quieres cumplir, para la otra mujer puede ser un encuentro en el que implique sus sentimientos.

Cómo se tocan las mujeres

Masturbación femenina: cuando el placer te lo regalas tú misma Has leído bien: «se tocan» es la expresión que he elegido esta vez para referirme a la masturbación porque es la que he oído con más frecuencia en películas y series para referirse a la masturbación femenina. Será que suena más sugerente que el tecnicismo «masturbación», sin llegar a sonar ordinaria, no sé. Desde luego, sigue siendo un asunto más tabú que la masturbación masculina, y eso que la practican todas las mujeres que me han escrito relatando sus experiencia sexuales, tengan pareja o no la tengan.
Aquí dejo un ejemplo:
«Y mientras llega el amante ideal no estoy a dos velas —¡precisamente!—, porque mi cuerpo me pertenece y si alguien lo conoce bien soy yo. No tener pareja no forzosamente implica no tener sexualidad. He aprendido a explorar por mí misma el territorio —bueno, aprendí hace tantos años que ni me acuerdo— y con imaginación e ingenio la verdad es que me lo paso en grande. 
Esto es muy íntimo, pero si me g…

Sexo en el agua, las fantasías más frescas

Las fantasías sexuales en el agua son de las más recurrentes en las mujeres, ya sea porque las costas de nuestro país nos inspiran, porque el clima acompaña o porque somos muy aseadas.