Ir al contenido principal

Aviso Legal

Aviso Legal 

1. Identidad y titular del blog 

Mi nombre es Sonsoles Fuentes Jurado. Soy la autora de este blog y propietaria de su dominio. Mi mail de contacto es comolaseda@gmail.com. A esa dirección de correo electrónico puedes dirigirte para comentarme lo que te apetezca sobre el contenido de este blog, sobre todo para decirme lo estupendo que te parece. Si no te gusta, también tienes la opción de no visitarlo ni leerlo. Seguro que tienes mejores cosas que hacer con tu apreciado tiempo. 

2. Propiedad intelectual.– Todos los textos de este blog están sujetos a derechos de autor y propiedad intelectual, de los cuales soy la titular. En ningún caso se transmitirán o cederán dichos derechos sin mi consentimiento previo, explícito y por escrito. Concretamente, no se podrán reproducir, reintrerpretar, difundir, vender, distribuir ni usar con fines comerciales los contenidos de este blog. Las imágenes que aparecen en este blog son de dominio público, o bien, tienen derechos de autor y propiedad intelectual a favor de un tercero, debidamente señalado cuando conozco su procedencia. La mayoría de ellas proceden de bancos de imágenes y editores de imágenes como Canva, Pixabay y PhotoFancy. 

En caso de que creas que se ha producido una violación de tus legítimos derechos de propiedad intelectual por haber usado un determinado contenido en este blog, deberás avisarme de ello dirigiéndote a la dirección de correo electrónico comolaseda@gmail.com y me comprometo a subsanar el error.

3. Normas de uso.– Este blog es de acceso libre y gratuito. 

No obstante, no debes descargar, ni copiar, ni plagiar su contenido, ni mucho menos hacer un uso indebido del mismo. Puedes, por supuesto, compartir los enlaces del blog para difundirlo y hacerlo llegar a otros lectores. 

Te pido que hagas un uso adecuado de los contenidos, no empleándolos en actividades ilícitas, ilegales o contrarias a la buena fe y orden público. 

Como autora del blog, me reservo el derecho a modificar, unilateralmente y sin aviso previo, el contenido, la presentación y la configuración de este, así como a modificar o retirar contenidos. También podré modificar las condiciones requeridas para el acceso y utilización de este sitio. 

Al utilizar este blog, aceptas como usuario las Normas o Condiciones de Uso en la versión que se halle publicada en el momento mismo en que accedas al mismo. Por este motivo debes leer con atención las Condiciones de Uso antes de utilizarlo. Si, como usuario, no estuvieras de acuerdo con las Condiciones de Uso modificadas, no deberás utilizar el blog ni en modo alguno utilizar los contenidos del mismo. 

4. Protección de datos.– Como habrás comprobado, en ningún momento he solicitado datos de los usuarios del blog. Por esa razón, puede dejar comentarios como usuario anónimo, y si decides presentarte, no utilizaré los datos que ofrezcas para bombardearte con publicidad ni para cedérselos a nadie. En caso de que decidiera recabar datos de los usuarios más adelante, me comprometo a que este blog cumpla con la normativa vigente en materia de protección de datos (Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre y la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico). Esos datos serán utilizados de forma confidencial y exclusivamente con la finalidad para la que fueron solicitados. La autora de este blog se compromete a no ceder, vender, ni compartir los datos con terceros sin su aprobación expresa.

5. Exclusión de responsabilidad.– La autora del blog, Sonsoles Fuentes Jurado, no asume ninguna responsabilidad por los perjuicios y daños de cualquier tipo que pudieran ocasionarse por la visita a este blog, ya sea por error u omisión en los contenidos o por la transmisión de algún programa malicioso que se produzca a pesar de haber tomado las medidas tecnológicas necesarias para evitarlo. 

En caso de que abandones este blog a través de enlaces a sitios web no pertenecientes al mismo, la autora de este blog no se hará responsable de las políticas de privacidad de dichos sitios web ni de las cookies que estos puedan almacenar en el ordenador del usuario. 

6. Política de cookies.– La autora de este blog no emplea cookies. No obstante, sí las emplea la compañía Google, quien informa al usuario con este aviso: «Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.» 

Las cookies son ficheros físicos de información personal alojados en el propio terminal del usuario. El usuario tiene la posibilidad de configurar su programa navegador de manera que se impida la creación de archivos cookie o se advierta de la misma. 

Al entrar en el blog, la misma empresa Google ofrece el enlace para que puedas consultar más información. 

7. Legislación aplicable y jurisdicción.– Estas condiciones legales se han redactado en virtud a la ley española. En caso de conflicto en la interpretación de las presentes condiciones, la jurisdicción competente serán los Juzgados de Barcelona.

Entradas populares de este blog

El secreto de la inmortalidad

Cuando escribo estas líneas acabo de pasar el primer Día de la Madre sin mi madre. Un día, a partir de ahora, que me hará recordar qué era tener una madre, un día para avivar su recuerdo, y para darme cuenta de que a una madre como ella nunca la pierdes del todo.

Las mujeres también echan sus canitas al aire

¿Por qué son infieles las mujeres? ¿Ya no aman a sus maridos? ¿Pueden separar amor y sexo? ¿Qué consecuencias tiene la infidelidad? ¿Hay que confesar el engaño? Con motivo de la publicación en Amazon de Chicas malas. Cuando las infieles son ellas(edición electrónica), rescato este artículo que escribí para la revista Sexologies.

La irresistible atracción de los malos

Ella no pudo resistirse, no porque ellos usaran la fuerza o porque fuese presa del terror, qué va. Aquellos tipos estaban tan buenorros, que para cualquier mujer eran de un atractivo irresistible.