Ir al contenido principal

La irresistible atracción de los malos

Ella no pudo resistirse, no porque ellos usaran la fuerza o porque fuese presa del terror, qué va. Aquellos tipos estaban tan buenorros, que para cualquier mujer eran de un atractivo irresistible.

mujeres que justifican a criminales y se enamoran de hombres violentos y psicópatas

¿Cuál es el rostro de la perversidad?

¿Hasta qué punto nos condiciona el aspecto físico a la hora de juzgar al otro? Comencé a pensar en ello hace años, cuando compaginaba mis estudios y mis primeros empleos como periodista con el cuidado de niños. 

Fue Mónica, quien aún no había cumplido los dos añitos, quien me llamó la atención sobre este asunto. En el sofá donde me senté con ella después de su siesta, descansaba la película de Disney que le acababan de regalar, El jorobado de Notre Dame. La pequeña Mónica ponía su índice una y otra vez sobre el dibujo de Quasimodo, y con cara de repugnancia y terror me decía:

—¡Aaaag!

—No Mónica, es bueno, Quasimodo es bueno —le decía yo.

Pero ella insistía:

—¡Aaaaag!

Desde esa tarde no he dejado de preguntarme: ¿Otorgamos un rostro feo o deforme al monstruo por motivos naturales o culturales? Esa asociación que hace nuestra psique ¿es fruto del aprendizaje o hay algo en la memoria celular que nos hace temer al que es diferente?

Se me ocurre que la naturaleza puede ser sabia cuando dirige nuestros genes para que se mezclen con los que son más fuertes, por aquello de la supervivencia de la especie a la hora de reproducirnos. Pero esa naturaleza falla cuando el espécimen de apariencia perfecta al que nos arrimamos nos va a hacer infelices, nos va a maltratar, nos va a liquidar.

Cuentos como La Bella y la Bestia o películas como E.T. nos intentan enseñar a mirar más allá del físico, a no confundir la imagen exterior con eso que algunos siguen llamando ‘alma’. Y hasta la misma Biblia presentaba a Satanás como el ángel más hermoso.

Y nada, seguimos dejándonos seducir por las apariencias.

mujeres engañadas por las apariencias y la atracción por los chicos malos

Ha regresado a mi memoria esa reacción de Mónica y las dudas que me generaron cuando leí las declaraciones de una amiga de los tipos de ‘La Manada’, acusados de violación múltiple. Según escribió la chica en las redes sociales, ellos no necesitaban violar para tener sexo porque eran muy guapos.

¿Cómo iban unos chicos con pinta de ligones de éxito montarse una fiesta del mal a costa de una joven de 18 años aterrada y aturdida por el alcohol?

Rostros hermosos, cuerpos perfectos con los que no imaginas que pueda pasarte nada espeluznante. 

Y, sin embargo, ocurre, porque, ¡oh, sí!, la belleza puede esconder toda la maldad del mundo. Por eso me encanta que en la ficción dejen el papel del malvado para el que está buenorro, como sucede en la serie La caza, donde Jamie Dornan, modelo de Calvin Klein y actor protagonista de Cincuenta sombras de Grey, es el encargado de dar vida a un asesino en serie.

No buscan sexo, buscan poder y control

¿Por qué viola un hombre que tiene atractivo suficiente para llevarse a la cama a una mujer sin apenas esfuerzo?

He trasladado mis dudas a Olga Núñez, que durante años ha ejercido como psiquiatra forense, y que también es escritora y traductora. Y estas son sus respuestas:

«Para los depredadores sexuales no es cuestión de satisfacción sexual, aunque eso puede que forme parte de la motivación. Es cuestión de control y poder. El saber que son los dominantes y que están en posición de someter a la víctima a lo que ellos quieran, sin tener que pasar por una relación normal (se ahorran los prolegómenos, tener que conquistar a la mujer, y satisfacerla también). A eso, cuando los asaltos son en grupo, se añade la dinámica con que funcionan sus miembros, donde siempre habrá alguno que lleve la voz cantante, y otros que siguen para no quedar mal con los demás y no ser "menos hombres".»

mujeres seducidas por hombres violentos y criminales

¿Cómo puede una mujer enamorarse de un criminal?

Cuando escribo estas líneas, seguimos a la espera de que se dicte sentencia sobre el caso de ‘La Manada’ y la presunta violación de esa joven en los Sanfermines. Pero estoy segura de que, por mucho que se pruebe su culpabilidad, seguirán habiendo mujeres que los defiendan y hombres que los admiren.

Estamos cansados de conocer casos de asesinos y peligrosos criminales que reciben visitas en la prisión de mujeres enamoradas de ellos.

Mujeres como las que envían cartas de amor al asesino confeso de Marta del Castillo, como la enfermera que atendía en prisión al asesino de la ballesta, que llegó a casarse con él, como la madrileña que se casó con un condenado por los atentados del 11-M.

Uno de los asesinos en serie más sanguinarios de EEUU, Charles Manson, tenía decenas de fans. Pocos años antes de morir estuvo a punto de casarse con una de sus admiradoras, de 25 años. Serial Killer Groupies, así llaman en EEUU a las admiradoras de los criminales.

En la segunda temporada de otra serie, Happy Valley, un secuestrador, violador y asesino, también muy atractivo, logra enamorar desde la cárcel a una mujer que utiliza y manipula a su antojo.

La atracción puramente erótica por el chico malo llevada a un extremo se llama ‘hibristofilia’. Pero en estos casos parece haber algo más que morbo sexual.

Expuse el tema a unos amigos con quienes hablaba de esta serie, Happy Valley, y uno de ellos apuntaba como posible explicación que estas mujeres ven en el violador al hombre fuerte, al macho alfa. No estoy de acuerdo. A mí me parece que tiene más que ver con un trastorno de ellas. Quien busca al macho alfa piensa en la supervivencia, y arrimarte a un macho asesino no parece la forma más acertada de sobrevivir, ¿no te parece?

mujeres que se enamoran de violentos criminales

La psiquiatra Olga Núñez coincide conmigo: 

«Hay teorías evolutivas (a mí no me convencen mucho) que sugieren que ven a este hombre como un macho alfa y eso supondría que podría protegerlas de los demás. Muchos comentan que en ciertos casos son mujeres solitarias, que no tienen relaciones sociales o sentimentales en la vida real, son inseguras, y es un equivalente a soñar o imaginarse una relación con alguien famoso. En este caso, al saber dónde están, es posible escribirles y ponerse en contacto con ellos. 

»También hay mujeres que lo hacen con buena intención, porque piensan que se pueden reformar. Y las hay que lo hacen con la intención de explotar la fama y los posibles beneficios de ello. 

»Siempre hay que tener en cuenta que, al menos mientras están en la prisión, para personas que sean tímidas, o a las que cueste relacionarse con otros, es una relación casi ideal, ya que tienen pocos riesgos y son ellas las que tienen el control y se creen protegidas y quizás piensen que no corren riesgos (por primera vez en su vida a veces). Pero cada mujer es diferente, y todo es muy especulativo.»

La fascinante personalidad del psicópata

Dicen los expertos que los psicópatas son seductores natos, que han adquirido habilidades para manipular y conseguir lo que se propongan de los demás, aunque para ellos amar a alguien es imposible.

«Tienen un "encanto superficial"», dice la psiquiatra. «Se les da bien calar a las personas y manipularlas, presentándose de forma atractiva y diciéndoles lo que quieren oír, y eso, a personas que sean inseguras y a las que el mundo en general no les presta demasiada atención, les resulta muy atractivo. También puede influir la idea de que ellas tienen control sobre un criminal peligroso, aunque la situación sea muy artificial.»

mujeres seducidas por psicópatas manipuladores

Sobre la necesidad de sentirse necesitadas que sufren algunas personas, ya escribí otro artículo publicado en este blog. Un complejo, el de salvadora, que puede convertirte en presa de manipuladores, de gente con personalidad de psicópata, aunque no haya cometido ningún crimen. En casos como los de Happy Valley y los reales aquí expuestos, este complejo debe alcanzar un grado extremo.

Las películas, las series, las novelas… algo influyen, sin duda, en que los criminales ejerzan este magnetismo. El diablo no ejercía la violencia física, su poder consistía en la habilidad que tenía para seducir. Era el gran tentador por excelencia. Pero quiero creer que encontrar entretenidas las narraciones sobre crímenes no implica que una desee poner un criminal en su vida. No, al menos, si estás en tu sano juicio.

¿Y tú qué piensas? ¿Crees que nos dejamos llevar por las apariencias hasta ese punto? ¿Cualquiera puede ser manipulada por uno de estos monstruos? ¿Es posible que los medios de comunicación, el cine y la literatura los haya convertido en seres atractivos?

descargar Alas negras y chocolate amargo de Sonsoles Fuentes

También te puede interesar:

Entradas populares de este blog

El secreto de la inmortalidad

Cuando escribo estas líneas acabo de pasar el primer Día de la Madre sin mi madre. Un día, a partir de ahora, que me hará recordar qué era tener una madre, un día para avivar su recuerdo, y para darme cuenta de que a una madre como ella nunca la pierdes del todo.

¿De quién nos enamoramos?

Mi madre me dijo una vez que estaba muy enamorada de Gregory Peck. Y se casó con mi padre.

Las mujeres también echan sus canitas al aire

¿Por qué son infieles las mujeres? ¿Ya no aman a sus maridos? ¿Pueden separar amor y sexo? ¿Qué consecuencias tiene la infidelidad? ¿Hay que confesar el engaño? Con motivo de la publicación en Amazon de Chicas malas. Cuando las infieles son ellas(edición electrónica), rescato este artículo que escribí para la revista Sexologies.