Ir al contenido principal

Hablan las segundas esposas

Cuando escribes libros de no ficción, de esos que en algunas librerías colocan en la sección “autoayuda”, no hay nada que te haga venir más arriba que las críticas y mensajes de personas como estas segundas esposas, gente que aprendió a afrontar las adversidades. 

las segundas esposas hablan de sus necesidades y obstáculos

De ser segunda esposa también se sale 

Me lo dijo mi editora de entonces, María Borràs, que ahora dirige la revista Qué leer: «Será un libro de fondo, un longseller». 

Se refería a Él está divorciado, el segundo libro que me publicaban en mi carrera como escritora, y yo no estaba segura de que eso tuviera valor en este mundo, un mundo como el nuestro, donde si no te conviertes en bestseller durante el primer mes en que tu obra sale a la venta, estás muerta y enterrada. 

Pero mi editora de Plaza y Janés tenía razón. Él está divorciado tuvo un largo recorrido y buen aguante, lo suficiente como para que acabara dando beneficios. Y eso, lo aclaro por si tú que estás leyendo esto no conoces la industria editorial, es todo un éxito. 

El 80% de los que se publican producen pérdidas, con eso te lo digo todo. 

El caso es que esta obra con un título que parecía tratar sobre el divorcio pero que en realidad estaba dirigida a las segundas esposas, y con una portada un poco feucha y poco aclaratoria, acabó siendo resultón. 

El problema con el título es que no nos gustaba hablar de ‘esposa’, porque estaba pensado para cualquier mujer que se enamore y comience una relación sentimental con un hombre separado, llegue o no a formalizarse dicha relación. 

Y lo de ‘segunda’… Bueno, creo que en este blog ya hemos tratado el asunto, ¿no? No nos gusta nada. Las que llevamos largo tiempo con nuestras parejas, sabemos que todo pasa, también ese recuerdo del pasado de la persona divorciada y que llega el día en que tú acabas colocada en el lugar que te corresponde: el primer plano, porque eres, sencillamente, la actual pareja. 

Los segundos matrimonios son complicados 

Pero hasta los libros que consiguen tener cierto éxito y que dan beneficios a la editorial que los publican acaban retirados del catálogo. Y así me encontré recibiendo mensajes de segundas esposas que me preguntaban cómo podían encontrar Él está divorciado

¿Cómo no iba a resucitarlo cuando llega el boom de la edición digital? 

Y, sobre todo, ¿cómo no animarme a hacerlo cuando me encuentro críticas como esta en la red?: 

«La idea principal de Él está divorciado es la que os contaba al principio: que es evidente que un hombre divorciado (y también una mujer, pero no en la misma proporción) arrastra unos traumas muy definidos, que muchos se precipitan al establecer una segunda relación y que muchas segundas parejas se rompen porque los problemas de los divorciados y la manera de afrontarlos de las segundas esposas no constituyen precisamente la situación ideal para afrontar una relación. Y para mostrar esos problemas estructurales la autora recurre a ejemplos concretos, teóricamente sacados de la vida real. 

»Lo que realmente me ha gustado de este libro es que no pretende dar soluciones fáciles, como sí hacen muchos libros de autoayuda. Al contrario, la autora avisa claramente de que no hay una solución fácil y va poniendo ejemplos de cómo ella, en casos similares, se equivocó una y otra vez, y eso es bastante alentador porque, al reconocerte a ti misma en sus palabras te das cuenta de que, en el fondo, no lo estás haciendo tan mal. Y ya sé que eso parece que es recurrir a aquello de "mal de muchos, consuelo de tontos", pero no es más que constatar que la situación que tú ves complicada realmente lo es, no te lo estás imaginando. Yo tengo sólo 29 años, cuando conocí a mi marido tenía 24 recién cumplidos y en mi entorno habitual, entre mis amigos y mis compañeros de trabajo de mi misma edad, muy pocos estaban emparejados de manera estable y aún menos eran padres, así que encontrar a alguien que hubiera pasado de la noche a la mañana de vivir con sus padres a vivir con una pareja recién divorciada y a convivir, ni que fuera a tiempo parcial, con hijos de otra relación era casi imposible, y este libro me hubiera podido ayudar si yo no hubiera sido tan estrecha de miras como para desecharlo de buenas a primeras. 

»No es que se trate de un libro de lectura necesaria, pero es un libro ameno, sencillo y fácil de leer, que no sólo consigue resultar informativo sino que además hace que te identifiques con las situaciones que cuenta (no con todas pero sí con muchas) y que te veas de pronto sonriendo ante algo que también te ha pasado a ti. Incluso para personas que no viven este tipo de situación puede resultar interesante, ya que mucha gente conoce a alguien que vive con un divorciado y nunca está de más saber a qué atenerse o, simplemente, hay quien es curioso por naturaleza y le gusta conocer otras situaciones. 

» Conclusión: Una guía para la vida en pareja.»

El diario El Mundo se hace eco de la publicación de Él está divorciado de Sonsoles Fuentes
Entrevista en el diario El Mundo 

Y hasta los dramones de los segundos matrimonios se superan 

Pues no, no hay soluciones fáciles ni válidas para todos. Y sin embargo las soluciones existen, cada cual puede encontrarlas o aprender a construirlas. 

Y cuando eso ocurre, cuando afrontas los problemas, sales fortalecida. Y la relación también. 

Vale, reconozco que algunas soluciones pasan por romper esa relación, porque no tiene remedio. Pero esa no deja de ser otra salida, y lo importante es que hayas aprendido para la próxima, que hayas descubierto cómo quieres ser amada, y qué modelo de relación no estás dispuesta a soportar de nuevo. 

Una de las grandes lecciones que te llevas cuando emprendes la aventura de ser una segunda esposa es que el divorciado cuenta con muchos apoyos, por más que se queje, y la nueva pareja es la gran olvidada, recibe críticas cuando se queja del victimismo de él y no se comprende que pueda sentir celos de los hijos del matrimonio anterior. Bien al contrario, la sociedad le adjudica el papel de la salvadora, y ¿quién se acuerda de tus necesidades si ni siquiera tú sabes que las tienes? 

No quiero acabar esta entrada sin trasladar a este blog el mensaje que recibí de una segunda esposa cuyas palabras me emocionaron. Son reacciones como esta las que te ayudan a continuar, porque el esfuerzo vale la pena, seas o no una autora superventas. 

«Hace unos años conseguí tu libro Él está divorciado, y realmente me ayudó mucho para poder tomar la decisión de seguir la relación con mi pareja, quien había pasado por el proceso de divorcio y tenía dos hijos. Ahora llevamos 16 años juntos y tenemos dos hijos de nuestro matrimonio, uno de 10 y otro de 7. Tu libro me ayudó a darme cuenta de que la vida no tiene que ser una línea recta y que se puede ser feliz con personas que han vivido experiencias de matrimonios anteriores. Me alegra poder escribirte y agradecértelo.» 

Y hasta aquí mi ratito 'porque yo lo valgo'. Sigo en el camino del aprendizaje. ¡Hasta la próxima! 

Entradas populares de este blog

El secreto de la inmortalidad

Cuando escribo estas líneas acabo de pasar el primer Día de la Madre sin mi madre. Un día, a partir de ahora, que me hará recordar qué era tener una madre, un día para avivar su recuerdo, y para darme cuenta de que a una madre como ella nunca la pierdes del todo.

Las mujeres también echan sus canitas al aire

¿Por qué son infieles las mujeres? ¿Ya no aman a sus maridos? ¿Pueden separar amor y sexo? ¿Qué consecuencias tiene la infidelidad? ¿Hay que confesar el engaño? Con motivo de la publicación en Amazon de Chicas malas. Cuando las infieles son ellas(edición electrónica), rescato este artículo que escribí para la revista Sexologies.

La irresistible atracción de los malos

Ella no pudo resistirse, no porque ellos usaran la fuerza o porque fuese presa del terror, qué va. Aquellos tipos estaban tan buenorros, que para cualquier mujer eran de un atractivo irresistible.