Ir al contenido principal

Madurar para renacer

Una semana después de que me invitaran al programa de Antena 3 Espejo Público, veo y escucho en el mismo espacio a otro entrevistado, Diego Armario López, periodista y autor de La segunda virginidad, quien recoge en esta obra conclusiones muy similares, por no decir idénticas a las obtenidas en Dímelo al oído y Lo que de verdad nos pone.

A pesar de su título, el libro de Diego Armario no se refiere a esa espantosa moda, que está haciendo furor en Estados Unidos, de dejar de pegar polvos con el novio meses y hasta un año antes de la boda, para vivir con más ganas la luna de miel. Por ahora, semejante estupidez no ha alcanzado a las parejas españolas, aunque me espero cualquier cosa.

No, su libro habla de esas mujeres que pasados los cuarenta, o incluso en torno a la menopausia, saben lo que quieren en la vida, o al menos, lo que no quieren. Mujeres que se han librado de tabúes y de una educación represora, cuyos hijos han crecido y han dejado de depender de los cuidados maternos, mujeres que conocen mejor su cuerpo, que han aprendido lo que de verdad les pone en la cama o fuera de ella. Muchas de ellas han roto con un marido que le cortaba las alas, un marido inseguro que necesitaba controlarlas.

De todo ello habla su libro, por lo que escuché en la entrevista. Ahora tengo que leerlo.

Comentarios

Lo más visto

Mirada copulatoria: La mirada del deseo

Miradas de deseo, miradas que derriten, miradas penetrantes… Aparta los ojos del móvil y descubre la mirada copulatoria.

Háblame sucio: Sugerencias para practicar el Dirty Talk

Hace unos días compartía en el blog el artículo publicado en la revista Sexologies sobre la práctica del 'dirty talk' ( aquí ). Ahora rescato algunas sugerencias para quienes deseen probar este juego erótico. ¿Tu Punto G está en el oído?

Cuando las mujeres idealizamos a los hombres: entrevista a Liliana Morelli

Les pasa a las mujeres inteligentes y equilibradas, a las buenas profesionales que ocupan altos cargos, a mujeres atractivas, fuertes y valientes. Sí, cualquiera de ellas puede confundir a un sapo con el amor de su vida.

Volver a casa de tus padres después de una separación

La ruptura de la pareja es una de las situaciones más amargas que motivan el regreso a casa de los padres. Y también la más frecuente.