Ir al contenido principal

Sexo veraniego

Cuando suben las temperaturas toca probar el sexo más refrescante, aunque algunos juegos sexuales tienen que quedar el terreno de la imaginación.

No existen estudios que demuestren que en verano aumente la frecuencia de nuestras relaciones sexuales, y menos con olas de calor como la que sufrimos este año, durante la que hay que pensárselo un poco antes de arrimarse a otras pieles. Sin embargo, en verano hay más tiempo para disfrutar del sexo y, además, la noche se vive de otra manera, y surgen oportunidades de cumplir la fantasía erótica de hacer el amor bajo un manto de estrellas, ya sea sobre la hierba o en el balcón de un apartamento de vacaciones. 

Ilustración de Aype Beven
El uso de menos ropa en la playa y las transparencias también ayudan a activar el deseo sexual. Las fantasías relacionadas con la playa son de las más recurrentes tanto en la imaginación de las mujeres como de los hombres. No es de extrañar, puesto que vivimos en un país con clima mediterráneo y mucha costa, lo que permite exhibir nuestras carnes y jugar en el agua. Es una fantasía erótica que suele ponerse en práctica más de lo que creemos. 

¿Quieres saber más sobre nuestras fantasías sexuales? En este libro.

Comentarios

Lo más visto

Mirada copulatoria: La mirada del deseo

Miradas de deseo, miradas que derriten, miradas penetrantes… Aparta los ojos del móvil y descubre la mirada copulatoria.

Volver a casa de tus padres después de una separación

La ruptura de la pareja es una de las situaciones más amargas que motivan el regreso a casa de los padres. Y también la más frecuente.

Cuando las mujeres idealizamos a los hombres: entrevista a Liliana Morelli

Les pasa a las mujeres inteligentes y equilibradas, a las buenas profesionales que ocupan altos cargos, a mujeres atractivas, fuertes y valientes. Sí, cualquiera de ellas puede confundir a un sapo con el amor de su vida.

Bondage: ataduras, sumisión y dominación con consentimiento

El juego erótico de las ataduras conocido como bondage es una de las prácticas con que más fantasean las mujeres: la sumisión y la dominación. ¿Te gustaría hacerla realidad?