Ir al contenido principal

SEX CONFIDENTIAL ya en ebook




¿Te sientes sexualmente feliz? ¿Te cuesta mucho ponerte? ¿Quieres a tu pareja pero has perdido las ganas? ¿Actúas como si el placer de él fuera más importante que el tuyo? ¿Reprimes tus fantasías sexuales?
Si has contestado afirmativamente a dos o más preguntas, necesitas este libro.
Este manual te enseña que el sexo es como todo en la vida: tienes que conocerte. Y eso significa reflexionar, preguntarte, cuestionar tu mundo íntimo para revolucionarlo.

SEX CONFIDENTIAL. Fantasías eróticas y otros secretos de nuestra vida sexual aporta información reveladora sobre la sexualidad de las mujeres. Conocer cómo viven el sexo las demás nos tranquiliza y reconforta, nos ayuda a comprender que no estamos solas en el laberinto y nos enseña a afrontar nuestros retos con valentía.

Con un lenguaje directo, ameno e inspirador, en SEX CONFIDENTIAL se explica entre muchos otros secretos cómo...
  • Entender y potenciar tu energía sexual
  • Dar rienda suelta a las fantasías eróticas
  • Renovar la intimidad con nuevas ideas
  • Guiar a tu compañero en vuestras relaciones sexuales
  • Despertar el deseo y aumentar la excitación
 Encontrarás este ebook aquí.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El secreto de la inmortalidad

Cuando escribo estas líneas acabo de pasar el primer Día de la Madre sin mi madre. Un día, a partir de ahora, que me hará recordar qué era tener una madre, un día para avivar su recuerdo, y para darme cuenta de que a una madre como ella nunca la pierdes del todo.

Las mujeres también echan sus canitas al aire

¿Por qué son infieles las mujeres? ¿Ya no aman a sus maridos? ¿Pueden separar amor y sexo? ¿Qué consecuencias tiene la infidelidad? ¿Hay que confesar el engaño? Con motivo de la publicación en Amazon de Chicas malas. Cuando las infieles son ellas(edición electrónica), rescato este artículo que escribí para la revista Sexologies.

La irresistible atracción de los malos

Ella no pudo resistirse, no porque ellos usaran la fuerza o porque fuese presa del terror, qué va. Aquellos tipos estaban tan buenorros, que para cualquier mujer eran de un atractivo irresistible.