Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Oscar a la seducción

Lauren Bacall acaba de recibir un Oscar honorífico.
Yo se lo habría concedido hace décadas por su caída de párpados, por la forma en la que pidió una cerilla o explicó a Bogart cómo se juntan los labios para silbar. Y se merece otro por sus palabras al recibir la estatuilla, que por fin tenía a ese pedazo de hombre en casa. La Bacall, sin abandonar ese toque de clase que siempre ha lucido, nos recuerda que por más años que pasen (ya ha cumplido los 85), una no deja de ser MUJER.