Ir al contenido principal

Sobre mí

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, comencé mi carrera profesional en la radio. Actualmente escribo artículos de contenido social y psicológico en diversas publicaciones, como el Magazine de La Vanguardia, o las revistas Woman, Glamour, Man y Sexologies. También he colaborado en la sección de sexualidad del programa La naranja metálica, emitido en Canal 9, y como contertulia en varios espacios televisivos.
He publicado más de una quincena de obras, entre ellas Chicas malas. Cuando las infieles son ellas (Urano), Él está divorciado, La aventura de ser una single y la novela Como la seda. Soy coautora de libros como Dímelo al oído. Las mujeres cuentan sus fantasías sexuales (editorial Temas de Hoy) y Trabajando con el enemigo (Debolsillo).

Mis últimas obras:



- Segundas esposas




Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mujeres también echan sus canitas al aire

¿Por qué son infieles las mujeres? ¿Ya no aman a sus maridos? ¿Pueden separar amor y sexo? ¿Qué consecuencias tiene la infidelidad? ¿Hay que confesar el engaño? Con motivo de la publicación en Amazon de Chicas malas. Cuando las infieles son ellas(edición electrónica), rescato este artículo que escribí para la revista Sexologies.

Háblame sucio

Se le arrugaba el ceño a Andreu Buenafuente porque un hombre manifestaba en el testimonio enviado que fantaseaba con imaginar a su propia mujer en el centro de una reunión, desnuda e insultada por todos.

Lo repetiré hasta la saciedad: nunca hay que confundir una fantasía con un deseo real.

Sin embargo, también son muchas las mujeres que fantasean con que sus compañeros sexuales le digan frases picantes mientras están en la cama y hasta que las insulten a veces. Es lo que se denomina en inglés Dirty Talk (Hablar sucio). He aquí un ejemplo: «Me gusta que me llamen «puta» o «zorra» mientras me follan, que me sujeten por la cabeza y me impidan alzar la cara mientras practico una felación, que me peguen (fuerte, pero con moderación) y que me "obliguen" a hacer algo a lo que yo me resisto. También que me venden los ojos y no saber qué sucede a mi alrededor, ser sorprendida. Ah, me gusta la idea de ser penetrada simultáneamente por los dos sitios y lo he realizado, con ayuda de …

¿De quién nos enamoramos?

Mi madre me dijo una vez que estaba muy enamorada de Gregory Peck. Y se casó con mi padre.