Ir al contenido principal

Después de la ruptura


Hace unas semanas publiqué un artículo en este blog sobre ese momento en que, como un mazazo, te enteras de que tu ex ha comenzado una relación con otra persona y la avalancha de emociones a la que tienes que plantar cara.
Incluso en el caso de que fueses tú quien tomara la decisión de romper, el descubrimiento puede genera una mezcla de tristeza, dolor y rabia. Sin querer alargar mucho lo ya publicado, aquí dejo unas cuantas claves para recomponerte después de la ruptura amorosa, mirar hacia adelante y construir el futuro:
 

➤ Sólo tienes el aquí y ahora. Disfruta del presente.
➤ No metas tu autoestima en un ascensor cuyos botones maneja tu ex. Es él quien no sabía valorarte como te mereces.
➤ No te compares con nadie, y mucho menos con ella.
➤ Descúbrete: averigua cuáles han sido tus auténticos deseos. Puede hayas dejado aparcadas tus ilusiones para asumir las de tu ex pareja como propias.
➤ No vuelvas a renunciar a tu individualidad. Conserva tu espacio, a pesar de tropezar con el hombre esperado. Ni se te ocurra iniciar una relación para no estar sola.
➤ Recuerda cuando te enamores de nuevo, que el amor no sólo es entrega, sino que también se trata de recibir.
➤ No permitas que una mala experiencia te predisponga contra el amor.


http://relinks.me/B00NIVD794

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mujeres también echan sus canitas al aire

¿Por qué son infieles las mujeres? ¿Ya no aman a sus maridos? ¿Pueden separar amor y sexo? ¿Qué consecuencias tiene la infidelidad? ¿Hay que confesar el engaño? Con motivo de la publicación en Amazon de Chicas malas. Cuando las infieles son ellas(edición electrónica), rescato este artículo que escribí para la revista Sexologies.

Háblame sucio

Se le arrugaba el ceño a Andreu Buenafuente porque un hombre manifestaba en el testimonio enviado que fantaseaba con imaginar a su propia mujer en el centro de una reunión, desnuda e insultada por todos.

Lo repetiré hasta la saciedad: nunca hay que confundir una fantasía con un deseo real.

Sin embargo, también son muchas las mujeres que fantasean con que sus compañeros sexuales le digan frases picantes mientras están en la cama y hasta que las insulten a veces. Es lo que se denomina en inglés Dirty Talk (Hablar sucio). He aquí un ejemplo:
«Me gusta que me llamen «puta» o «zorra» mientras me follan, que me sujeten por la cabeza y me impidan alzar la cara mientras practico una felación, que me peguen (fuerte, pero con moderación) y que me "obliguen" a hacer algo a lo que yo me resisto. También que me venden los ojos y no saber qué sucede a mi alrededor, ser sorprendida. Ah, me gusta la idea de ser penetrada simultáneamente por los dos sitios y lo he realizado, con ayuda de …

¿De quién nos enamoramos?

Mi madre me dijo una vez que estaba muy enamorada de Gregory Peck. Y se casó con mi padre.


Y tú te estarás preguntando qué diablos insinúo, que, por más que mires las fotos, no encuentras el parecido por ninguna parte.

Pues no, no se me ha ido la olla. Yo también distingo entre esos hombros estrechos de Greg y la espaldota de mi papi, de quien, cuando las vecinas de mi madre lo veían venir, siendo novios, decían: «Ahí llega el armario de cuatro puertas».

Recordé esta confidencia materna mientras leía Matar a un ruiseñor, y pensé en las muchas veces que Gregory Peck interpretó a personajes honestos como Atticus Finch, el abogado para quien la justicia, más que un deber, era una pasión. No ha sido hasta estos últimos años que mi padre nos ha contado cómo se embarcó con dieciséis años porque no soportaba más el caciquismo que reinaba en su aldea. Y, también, cómo siendo ya patrón de pesca, tuvo que defender los derechos de quienes trabajaban en el barco frente a los abusos de cargos …