Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2010

SEX CONFIDENTIAL. LOS SECRETOS DE LA FELICIDAD SEXUAL

En mayo de 2008, una asambleísta por el partido del Gobierno ecuatoriano, María Soledad Vela, propuso que el derecho de las mujeres a la felicidad sexual fuera garantizado por la Carta Magna del país.
Algunos miembros masculinos reaccionaron tachando la propuesta de ridícula. ¿Acaso pretendía decretar los orgasmos por ley? La diputada María Soledad Vela aclaró que sencillamente demandaba el derecho a estar bien informadas acerca de su vida sexual y a disfrutar de las relaciones sexuales en una sociedad libre, justa y más abierta, puesto que en su país las mujeres han sido vistas tradicionalmente como meros objetos sexuales o como la responsable de la crianza de los niños.
Quizás, lo primero que se te haya ocurrido pensar es que nosotras, las que vivimos en un país más desarrollado, ya tenemos eso superado, que tanto las mujeres como los hombres sabemos y aceptamos que tenemos derecho al disfrute sexual, que él ya ha encontrado tu clítoris (¡enhorabuena!) y sabe cómo estimularlo (¡enh…

Un nuevo libro

Regalo de Reyes

Hace casi un año, la revista Psycologies me invitó a escribir unas líneas sobre lo que me excita. Ahora que se acaba la Navidad, quiero colgar el texto como post-regalo de Reyes Magos para mi pareja. Ahí va:“Me excitan los placeres cotidianos y domésticos. Esos pequeños ritos que me unen a él, un lenguaje que sólo para nosotros tiene sentido, guiños que los demás no comprenden. Las fragancias que se escapan cuando asoma la mañana, al abrir la puerta del baño después de su ducha, alcanzan mi cama y se cuelan dentro de mí, como un ladrón de alcobas, hasta despertar mis pezones. Escucho sus pies descalzos que se aproximan, el crujir de las ropas, el suave deslizarse por sus piernas, sus brazos, su espalda. Siento su peso en el colchón, al apoyar las manos para besarme la mejilla. Un leve giro de cabeza, y mi pelo enmarañado cae a un lado. Con el rostro hundido en la almohada y la certeza de su mirada en la curva de mi cuello, espero sus labios que dibujan en el hueco un rosario de besos …